Noticias que despiertan mucha alegría y satisfacción para nuestro proyecto San Francisco Campestre y para todos los inversionistas que han visto la evolución de nuestro proyecto en una región que lo tiene todo, Doima- Tolima.

En una reciente alocución del alcalde Piedruno, Julio Cesar Góngora, menciona lo siguiente:

“ Los 2 kilómetros y medio de la vía Doima – Lo Guayabos es una realidad es  un compromiso del Sr. Gobernador, ya se va dar , se están actualizando valores, ese proyecto ya existía y el próximo año 2022 inicia temas de contratación de dos proyectos que son muy importantes, hablamos del tema también del puente a la entrada de Doima que por una acción popular la Gobernación del Tolima también debe hacer ese puente con todas las condiciones, dada las necesidades por ser un sector productivo, agropecuario, sector que a futuro está apostándole hacer el polo de desarrollo del sector turismo en la región. Planeación está revisando esta orden judicial, para cumplir con la acción popular de construir este puente lo antes posible”.

De igual manera y en línea con las palabras del alcalde de Piedras – Tolima, citamos este fragmento de la entrevista al Gobernador del Tolima Ricardo Orozco, realizada por el medio de comunicación radial Ecos del Combeima, ratificando su compromiso y evidenciando que este proyecto ya es una realidad para el departamento.

 “…la Vía Guayabo- Doima, si se están revisando los estudios y el diseño, es lo que falta para conectar totalmente pavimentado a Doima, también en esa misma línea estamos en el aval sectorial del Ministerio de Transporte para la ejecución de 3 Kilómetros de Alvarado – Piedras que también es importante porque es acerca de 6 mil millones de pesos en inversión para la región en el desarrollo de vías… “

Recibimos estas alocuciones con el mayor interés para que culmine pronto la construcción de los 2 kilómetros de vía a los que se aludió y se instaure una vía transitable y plana para facilitar el acceso a los terrenos pertenecientes al primer proyecto Bioclimático de Colombia San Francisco Campestre lo que significará grandes beneficios para inversionistas y la comunidad en general.

San Francisco campestre, está comprometido con la reactivación económica, el desarrollo de la región y su comunidad, el aporte al turismo y las actividades que generen mejores condiciones económicas y sociales a Doima – Tolima.

No lo olvides la Casa de tus sueños te está esperando en Doima – Tolima, en el primer proyecto Bioclimático de Colombia en la categoría de casas campestres “San Francisco Campestre”, a tan solo 296 kilómetros de Bogotá y 26 Kilómetros de Ibagué – Tolima, la ciudad musical de Colombia.

 

Contarles de los principales beneficios que ofrece San Francisco Campestre, sería hablar de vivir en un entorno natural, rodeado de bosques y de fauna nativa, respirar aire puro y vivir diariamente con clima espectacular. Sin embargo, hay uno del que poco hemos hablado, y es el de estar ubicado muy cerca al corregimiento de Doima y al municipio de Piedras.

Vivir en el contexto de un municipio siempre será diferente al de la ciudad, allí todo es más tranquilo, el tiempo se aprovecha mejor y se desarrolla más empatía, todos se preocupan por todos; y a la hora de celebrar, es como si fueran una gran familia, allí la comida juega un papel importantísimo, porque en las fiestas los protagonistas son los platos típicos, esos que casi a todos les gustan, y a los que no, aplican la frase “una vez al año no hace daño y los disfrutan”.

Si eres inversionista, estás a punto de serlo o apenas estás dándote una pasada por este sitio web para conocer un poco más del primer proyecto Bioclimático de Colombia, te contamos un poco de cómo se preparan las delicias que por generaciones han caracterizado la tradición gastronómica de esta zona, para que cuando vivas en San Francisco Campestre, disfrutes de todas ellas.


Bizcochos

Se preparan a base de queso y maíz. Los ingredientes se revuelven unas 30 horas antes para prepararlos. Se echa la medida de un cernidor alto de queso, por la de un cernidor bajito de maíz y se muele. La masa es como la del pan, si no queda cómo usted quiere, se le pone huevo o mantequilla, porque hay quesos que son grasosos y otros que no. Uno se da cuenta en la preparación si están muy resecos, ahí es cuando toca ponerle otra cosa para poder armar los pedacitos en forma de óvalo. Después se echan al horno 20 minutos a azar y luego se dejan a fuego lento para darles el tostado. Eso es breve, ya a las 2 horas salen listos.

 

Estofado

El estofado se hace de cordero, su preparación es la misma que la de la chanfaina. En un caldero se echa poca agua y se pone a hervir. De antemano se hace un picadillo de vísceras como hígado, bofe, callo, tocino, carne de cerdo, papa picada y unos cuartos de arroz. Se aliña todo con cilantro, perejil, laurel, cebolla y poleo. En el momento en que hierva y todo esté blando, se baja, no debe quedar caldudo. Al final se pone comino y pimienta. Sin embargo, el estofado lleva una mayor cantidad de agua y arroz.

Sancocho de gallina

Los sancochos también se pueden hacer de carne de res, de cerdo o de pollo; sin embargo, el tradicional del Tolima, es el famoso sancocho de gallina.

Se pone la olla al fuego con la gallina, previamente despresurizada para que se ablande bien. Entre tanto, se alista el plátano en astillas de tamaño regular y se espesa con arroz, como el ajiaco. Se pelan las papas que después se parten en cuatro y si lo desea, puede agregar trozos de arracacha, yuca, ahuyama y hasta rodajas de mazorca tierna. Se alista un guiso bien sustancioso y si no hay cilantro, es mejor usar “cilantro de puerco”, este da un mejor sabor y olor.

Envueltos de Maduro

Se echa el maíz a ablandar unos tres días antes. Se saca y se lava bien. Se muele y se pone un rato al sol para que se seque. Se alistan los maduros, ya sean de plátano “hartón” o “cachaco”, y se amasan hasta que quede una pasta fina, a la que se le agrega panela raspada para que quede dulce. Para una taza de maduro ya amasado, una taza de harina de maíz y un poquito de polvo “Royal” para que suban. Se alistan las hojas de plátano y se forman cartuchos grandes para envolverlos y doblarlos. Estos quedan de mejor sabor metiéndolos al horno.

 

Bizcochuelo

Para una libra de achira bien bajita, se van 24 huevos, una libra de azúcar, un trago de aguardiente, un limón rallado, una cucharada de harina de trigo y una cucharada de maicena. Se baten aparte las claras hasta que den un punto de nieve dura, luego las yemas, se mezcla el azúcar, el aguardiente y la raspadura del limón. Se sigue batiendo hasta que se espese. Se tienen las cajetas engrasadas para vaciar el contenido. Para este menester se necesita una sopera de barro y un batidor de palo. El calor del horno debe ser moderado y se debe estar muy pendiente porque pueden quemarse fácil.

 

Recetas tomadas del artículo dianabol for sale “Lo sabroso de Piedras” www.elanzuelomedios.com/index.php/lo-mas-leido/877-lo-sabroso-de-piedras