Hoy queremos compartir un dato que además de ser un orgullo nuestro como Tolimenses, es uno de los diferenciales más especiales y únicos de San Francisco Campestre.

Quizás de Doima Tolima sepas lo que se encuentra de manera libre en google, portales de noticias y escritos de interés que  es un suelo urbano del municipio de Piedras, ubicado en el departamento del Tolima en Colombia, que su Temperatura oscila entre 24 y 28 grados de  considerables corrientes de aire con vientos entre 14 y 20 km. Coordenadas de ubicación  DMS: La latitud: 4°25’37» N; La longitud: 74°58’32» W; DD: 4.42692, -74.9755, Nivel del mar: 630 msnm, Humedad relativa:  54% – 60%, Población  de 2.800 Habitantes Aproximadamente , cuenta con Aeropuertos cercanos como  El aeropuerto de  Ibagué Perales, ubicado a 16.7 km al oeste de Doima. Otros aeropuertos cercanos incluyen MZL – Manizales La Nubia (84,9 km al noroeste), AXM – Armenia El Edén (86,9 km al oeste), PEI – Pereira Matecaña (93,8 km al noroeste), BOG – Aeropuerto Internacional de Bogotá Eldorado (97,4 km al este).

Pero hoy queremos contarte algo más…  Hacemos parte de una zona de condiciones maravillosas a nivel climático y es la Meseta de Ibagué, ella está ubicada en el sector central del Tolima, sobre las estribaciones orientales de la Cordillera Central de Colombia, hace parte de los municipios de Ibagué, Alvarado y Piedras; Precisamente esta conformación geológica de La Meseta de Ibagué permite la existencia de un importante recurso hídrico subterráneo.

En esta zona se produce la primera marca de arroz Premium de Colombia en llevar consigo el sello de la Denominación de Origen Arroz de la Meseta de Ibagué en el mundo.

La diferenciación de una Denominación de Origen es una suma de valores agregados: Un producto, un territorio, una historia y un saber hacer. Actualmente solo existen ocho arroces en el mundo que ostentan este importante título que entre los especialistas es una garantía de calidad y de desempeño culinario. La zona geográfica comprendida por tres municipios: Ibagué, Piedras y Alvarado, fue la primera en Colombia en recibir la Denominación de Origen

Y es que esta región tiene condiciones agroclimáticas incomparables en el territorio colombiano: abundante brillo solar, lluvias bimodales (dos estaciones secas y dos de lluvia) y suelos arcillosos de origen volcánico que hacen que el agua se conserve en la superficie.

Doima es agua, es verde, es fauna y flora nativa, es su gente amable y dulce, es su vocación agrícola y de servicio.

 

Queremos que te primobol enamores de Doima la región que lo tiene todo en el Tolima.

Visitamos y vive la experiencia San Francisco Campestre.

 

UBICACIÓN SALA DE VENTAS

📍Nuestro proyecto está ubicado en Doima – Tolima – Colombia.

Cr 4 Vía las cabras Nro.1-07 Doima. Proyecto en Obra

https://goo.gl/maps/yHYrN3EcvNYhpzJo9

📍Nuestro showroom en la ciudad de Ibagué – Tolima en el Centro Comercial la Estación (Cl. 60 #No. 12-224) L – 1 011 https://goo.gl/maps/83MRYemcFKWXkD3A7

📍Nuestra oficina en Bogotá, edificio Wework Cr 11 B # 99-25 Of.10-128 https://g.page/wework-carrera-11b-99-25?share

 

Línea WhatsApp (+57) 300 454 3924 Clic aquí 👉🏼 https://wa.me/573004543924

llámanos a las líneas (+ 57) 3502597777 – 3046053005

Regístrate en nuestra página web para obtener más información https://www.ventadelotes.condominiosanfranciscocampestre.com/

Condominio San Francisco Campestre YA es una realidad en una región que lo tiene todo, Doima – Tolima.

Iniciamos este proyecto llamado San Francisco Campestre hace ya más de 5 años, ha significado el trabajo arduo  de un grupo de profesionales  que soñó más allá de los limites, personas  que han dado su alma y su corazón para cuidar cada uno de los detalles que hoy hace de San Francisco el  primer proyecto  Bioclimático de Colombia en la categoría de casas campestres; el proyecto inmobiliario campestre  mejor valorado y calificado por sus clientes en  el concepto de Bienestar, cuidado del medio ambiente , áreas sociales y diseños inmobiliarios bioclimáticos únicos.

Este año 2022 es la consolidación física de avances de obra significativos y contundentes para dar inicio a la entrega de los lotes campestres de la Mz A y B.  Enmarcamos los avances de obra de este primer cuatrimestre en los siguientes aspectos:

  • 100% de pavimentación de las vías internas en concreto rígido de la Mz A
  • Instalación de todas las redes de servicios públicos: Hidrosanitaria, gas, energía, telecomunicaciones, aguas lluvias, residuales y potable.
  • Portería Única en Colombia al 95%, entregamos Lobby. Estructura espectacular con 2 carriles entrando y 2 carriles saliendo.
  • Inicio de Construcción de Eco ruta, adecuación de paisajismo y zonas verdes.
  • Finalización de andenes y cerramiento perimental
  • Mejoramiento de Vía de acceso al proyecto, denominada las cabras.
  • Terminación del descole agua lluvias y conexión a la petar de Doima.
  • Construcción del tanque de almacenamiento y planta de Tratamiento agua potable
  • Colocación de postes para alumbrado general de energía solar
  • Implantación luminarias de energía solar
  • Primeras entregas de Lotes Mz A y B Junio 2022
  • Inicio construcción casa modelo en la Mz A.

San Francisco Campestre no es solo la mejor elección de vivienda campestre de 293 familias, es también el inicio de la puesta más grande e importante vivienda campestre del Tolima y de Colombia; hemos sido los pioneros en el desarrollo de la vivienda Eco- Agroturística en una región como Doima – Tolima y seremos el detonante fundamental de empleo, turismo y mejores condiciones sociales para toda la región. Somos orgullosos de nuestro departamento, de llevar un poquito de nuestro TOLIMA a países como Alemania, Austria, Estados Unidos, España, Suiza y Países Bajos; San Francisco Campestre será la comunión entre naturaleza y familia que logrará cumplir la promesa de ser una vida llena de privilegios en medio de un entorno campestre nativo, cuidando, respetando y preservando el ecosistema natural, la flora y la fauna de la región. Garantizaremos no solo la calidad de vida de nuestros inversionistas si no de la comunidad de Doima, una población bella de hermosas montañas y afluentes fluviales que enmarcan un paisaje de ensueño, que cada mañana será la vista de las familias inversionistas de Condominio San Francisco Campestre.

 

En este sueño ha estado Dios, mi familia, mi equipo de trabajo y yo Andrei Varón día y noche logrando cumplir a cabalidad lo presentado y planeado, nos ha significado batallar adversidades y enfrentar situaciones que cambiaron el mundo, pero hemos logrado salir avante y convertirnos en el proyecto inmobiliario Nro. 1 en su categoría Campestre y Bioclimático.

 

Hoy podemos afirmar es una realidad.

Gracias a todo el equipo de trabajo que hoy hace posible este sueño, más de 200 personas han estado vinculadas a San Francisco Campestre, 170 inversionistas que ya son propietarios, cientos de habitantes que serán beneficiados en este desarrollo urbanístico sin precedentes.

Solo me sobra hacerte la invitación a que conozcas el mejor proyecto de casas campestre de Colombia, nuestros clientes nacionales y extranjeros lo confirman.

Haz realidad la casa de tus sueños en Doima – Tolima.

 

Andrei Varón

Gerente General

San Francisco Campestre S.A.S

El Primer condominio Bioclimático de  Colombia

 

  1. Relación costo – beneficio

Vivir retirado de ciudades permite percibir una excelente relación entre el espacio, las comodidades y el precio de un inmueble. Son espacios con amplias áreas, zonas verdes y el metro cuadrado es más asequible. Por otro lado, los precios a nivel de los servicios públicos, los servicios en general y los productos locales son a precios más económicos por la relación directa con productores en muchos de los casos, las compras son a mercados locales y orgánicos, que tendrán un beneficio enorme en la salud.

 

  1. Mejora tu calidad de vida

Respirar aire limpio y escuchar los sonidos del campo es una sensación única, y solo se vive en una casa campestre. Precisamente una de las grandes enseñanzas de la Pandemia, fue le valor esta riqueza única el aire puto y el entorno campestre, que reduce el contagio de virus y enfermedades respiratorias de manera significativa. Además, el ritmo de vida acelerado queda atrás. Los trancones, las largas distancias y la percepción de inseguridad bajan totalmente. Vivir en una casa campestre también ayuda a que los niños puedan crecer en un ambiente más sano y tranquilo con mayor diversión, sentido de la exploración y la innovación.

 

  1. Mayor privacidad

En las grandes ciudades las construcciones suelen ser grandes edificios verticales, con ventanas que se encuentran entre apartamentos o pasillos. Esto es algo que se omite a la vista de cualquier espacio de las casas Campestres de San Francisco Campestre en Doima- Tolima. La planeación y disposición de San Francisco campestre están diseñado para para disfrutar de mayor privacidad, grandes espacios y no compartir espacios comunes como jardines, parqueaderos o las mismas paredes. De hecho, en el momento de realizar alguna actividad como fiestas, o escuchar música con alto volumen deja de ser una preocupación molestar a los vecinos.

 

  1. Sinónimo de bienestar

Vivir en San Francisco Campestre, invita a llevar una vida en calma, más conectada con la naturaleza, el ejercicio al aire libre. Hay más oportunidad de momentos para compartir en familia, ya sea en un asado, una pool party, un paseo por la ciclo ruta, un día de pesca deportiva, un ritual de meditación en el parque del aire o un día día especial de amigos con fogata en el parque del fuego. También, tienes oportunidad de conocer y viajar más fácil. La cercanía con otros pueblos, lugares de interés turístico y cultural permite que se puedan hacer planes con la familia para disfrutar los fines de semana.

Además, cada vez se está apostando más por el desarrollo de vías y soluciones de transporte, es el caso del departamento del Tolima la inversión en vías de los últimos años le ha significado al departamento un detonante a nivel de inversión, desarrollo turístico y reactivación económica. El departamento del Tolima no solo está conectado con toda Colombia con sus principales vías de acceso si no que se convierte en caso Ibagué su capital en paso obligado a gran parte del transporte de carga del país. El Tolima es conocido por su bondad geográfica a nivel de clima, vegetación y ríos también por ser la despensa agrícola del País.

 

  1. Mayor posibilidad de alimentación natural

Al vivir más cerca del campo las compras en los mercados locales son más recurrentes. Así los alimentos que consumes pueden ser más sanos y económicos. Es decir, existe mayor posibilidad de comprar a pequeños agricultores productos no transgénicos, de cultivos orgánicos; leche, huevos de animales de granja, o San Francisco Campestre en su huella de vivienda que es del 30% y 10% más para un espacio que decidan tomar en familia bien sea una zona húmeda, un BBQ o una gran    terraza trasera, donde puedes tener tu tener tu propia huerta y cultivar otros alimentos libres de pesticidas.

Una casa campestre puede cambiar tu forma de ver la vida y relacionarte con el entorno. Y lo mejor de todo, San Francisco Campestre se ubica a tan solo 26 mks de Ibagué – Tolima una ciudad capital o de Bogota D.C a 296 km, así que si es necesario algo de la ciudad solo es llegar a Ibagué en corto tiempo, allí encuentras centros comerciales, hospitales muy reconocidos, gimnasios, bares y demás. ¡Ah! Y recuerda, la casa de tus sueños la encuentras en Doima- Tolima.

Toma tu mejor decisión de vida y de inversión para tu futuro, San Francisco Campestre.

Este mes de abril es muy importante para San Francisco Campestre, el primer Condominio Bioclimático en la categoría de Casas Campestres en Colombia. Nos llena el corazón unirnos a la celebración de días tan especiales para el mundo. Celebramos la vida, Celebramos el aire Puro, damos gracias a la madre tierra que nos ha entregado recursos naturales tan valiosos para nuestro existir.

 

Feliz Día de la Tierra (22/04/2022)

Feliz día del Árbol (29/04/2022)

 

Cuando soñé y visualicé San Francisco Campestre, deseaba contribuir a un mejor planeta, que nuestro primer proyecto   fuera un instrumento de impulso a las nuevas generaciones para repensar la forma como habitamos el planeta y como desde la apuesta en el desarrollo de construcciones sostenibles y amigables podamos generar mejores condiciones y calidad de vida a nuestras familias en comunidad con nuestro entorno, respetando y rindiendo homenaje a nuestras raíces y nuestra tierra tolimense. Quiero que el mejor legado de San Francisco sea el cuidado y el compromiso con el medio ambiente y su entorno social en Doima- Tolima. Pero no solo me quede en un sueño, Hoy San Francisco Campestre lo está haciendo realidad.

Actualmente San Francisco Campestre  cuenta con 1.876 árboles sembrados de 80 especies , un 38% de nuestra meta inicial; esto nos representa el patrimonio forestal más valioso  de nuestro proyecto que aporta  beneficios a nivel  de un mayor oxigeno que se resume en mayor disponibilidad de aire puro, un impacto representativo en  el  microclima  tan especial de la región, esta acción tan clave  también impacta la llegada un mayor número de aves, recordar que Doima – Tolima está catalogada en una de las rutas de avistamiento de aves más importante del  departamento.  Nos tomamos muy enserio el compromiso con la FORESTACIÒN en Condominio San Francisco Campestre, estableciendo una cubierta forestal con plantaciones de árboles nativos de gran valor y representación para nuestro planeta.

Nuestra proyección como Condominio Bioclimático en el país es dejarle el mayor activo Verde a Doima y lograr sembrar un total de 5.000 Árboles nativos de especiales como:  Igua, Ocobo, Samán, Guácimo y Nogal; le hicimos honor a estas majestuosas especies y todas nuestras casas llevan sus nombres.

 

Nuestro Compromiso es real con el medio ambiente, le apostamos a un mejor Planeta.

La Casa de tus sueños está en Doima – Tolima en San Francisco Campestre

 

 

Andrei Varón

Gerente General

San Francisco Campestre S.A.S

 

Contarles de los principales beneficios que ofrece San Francisco Campestre, sería hablar de vivir en un entorno natural, rodeado de bosques y de fauna nativa, respirar aire puro y vivir diariamente con clima espectacular. Sin embargo, hay uno del que poco hemos hablado, y es el de estar ubicado muy cerca al corregimiento de Doima y al municipio de Piedras.

Vivir en el contexto de un municipio siempre será diferente al de la ciudad, allí todo es más tranquilo, el tiempo se aprovecha mejor y se desarrolla más empatía, todos se preocupan por todos; y a la hora de celebrar, es como si fueran una gran familia, allí la comida juega un papel importantísimo, porque en las fiestas los protagonistas son los platos típicos, esos que casi a todos les gustan, y a los que no, aplican la frase “una vez al año no hace daño y los disfrutan”.

Si eres inversionista, estás a punto de serlo o apenas estás dándote una pasada por este sitio web para conocer un poco más del primer proyecto Bioclimático de Colombia, te contamos un poco de cómo se preparan las delicias que por generaciones han caracterizado la tradición gastronómica de esta zona, para que cuando vivas en San Francisco Campestre, disfrutes de todas ellas.


Bizcochos

Se preparan a base de queso y maíz. Los ingredientes se revuelven unas 30 horas antes para prepararlos. Se echa la medida de un cernidor alto de queso, por la de un cernidor bajito de maíz y se muele. La masa es como la del pan, si no queda cómo usted quiere, se le pone huevo o mantequilla, porque hay quesos que son grasosos y otros que no. Uno se da cuenta en la preparación si están muy resecos, ahí es cuando toca ponerle otra cosa para poder armar los pedacitos en forma de óvalo. Después se echan al horno 20 minutos a azar y luego se dejan a fuego lento para darles el tostado. Eso es breve, ya a las 2 horas salen listos.

 

Estofado

El estofado se hace de cordero, su preparación es la misma que la de la chanfaina. En un caldero se echa poca agua y se pone a hervir. De antemano se hace un picadillo de vísceras como hígado, bofe, callo, tocino, carne de cerdo, papa picada y unos cuartos de arroz. Se aliña todo con cilantro, perejil, laurel, cebolla y poleo. En el momento en que hierva y todo esté blando, se baja, no debe quedar caldudo. Al final se pone comino y pimienta. Sin embargo, el estofado lleva una mayor cantidad de agua y arroz.

Sancocho de gallina

Los sancochos también se pueden hacer de carne de res, de cerdo o de pollo; sin embargo, el tradicional del Tolima, es el famoso sancocho de gallina.

Se pone la olla al fuego con la gallina, previamente despresurizada para que se ablande bien. Entre tanto, se alista el plátano en astillas de tamaño regular y se espesa con arroz, como el ajiaco. Se pelan las papas que después se parten en cuatro y si lo desea, puede agregar trozos de arracacha, yuca, ahuyama y hasta rodajas de mazorca tierna. Se alista un guiso bien sustancioso y si no hay cilantro, es mejor usar “cilantro de puerco”, este da un mejor sabor y olor.

Envueltos de Maduro

Se echa el maíz a ablandar unos tres días antes. Se saca y se lava bien. Se muele y se pone un rato al sol para que se seque. Se alistan los maduros, ya sean de plátano “hartón” o “cachaco”, y se amasan hasta que quede una pasta fina, a la que se le agrega panela raspada para que quede dulce. Para una taza de maduro ya amasado, una taza de harina de maíz y un poquito de polvo “Royal” para que suban. Se alistan las hojas de plátano y se forman cartuchos grandes para envolverlos y doblarlos. Estos quedan de mejor sabor metiéndolos al horno.

 

Bizcochuelo

Para una libra de achira bien bajita, se van 24 huevos, una libra de azúcar, un trago de aguardiente, un limón rallado, una cucharada de harina de trigo y una cucharada de maicena. Se baten aparte las claras hasta que den un punto de nieve dura, luego las yemas, se mezcla el azúcar, el aguardiente y la raspadura del limón. Se sigue batiendo hasta que se espese. Se tienen las cajetas engrasadas para vaciar el contenido. Para este menester se necesita una sopera de barro y un batidor de palo. El calor del horno debe ser moderado y se debe estar muy pendiente porque pueden quemarse fácil.

 

Recetas tomadas del artículo dianabol for sale “Lo sabroso de Piedras” www.elanzuelomedios.com/index.php/lo-mas-leido/877-lo-sabroso-de-piedras

 

 

Si a usted le encanta montar uk steroid shop en bicicleta y disfrutar de paisajes inigualables, debe tener ‘chuleado’ en su lista de rutas el tramo Ibagué – Doima.  

 

Si por alguna extraña razón no la ha realizado, aquí le contamos todo lo que debe saber de esta ruta, y qué puede encontrarse durante su recorrido.

 

¡Arrancamos!

Lo primero que hay que decir es que para ir a Doima los ciclistas tienen dos alternativas:  vía norte del Tolima y vía Buenos Aires.

La vía norte del Tolima, que conduce a los municipios de Alvarado, Venadillo, Armero y Lérida, inicia en la Glorieta San Isidro, ubicada después del barrio El Salado.  Desde ese punto los ciclistas inician un recorrido de 16 kilómetros en una vía completamente plana, pavimentada y de excelentes condiciones.

En el kilómetro 16, unos dos mil metros antes del peaje de Alvarado, se encuentra el cruce Cerritos, donde se realiza un giro a la derecha y se inicia un nuevo recorrido, esta vez de 13.8 kilómetros hasta Doima, donde los cultivos de arroz y de maíz y el verde son protagonistas. De este tramo, dos kilómetros son en vía destapada, proyectados para pavimentarse en el periodo vigente de la Gobernación del Tolima, es decir, antes de finalizar el año 2023.

Uno de los momentos mágicos de la ruta se da cuando se pueden divisar las famosas Tetas de Doima, dos montañas bellísimas que obligan a los ciclistas a detener su caballito de acero para apreciar la majestuosidad de la naturaleza y realizar el infaltable registro gráfico.

Antes de llegar a Doima, se encontrarán con el centro poblado Chipalo, donde existe puesto de policía, y desde donde se conecta una vía alterna al municipio de Piedras y al batallón de entrenamiento del Ejército nacional, ubicado en la Vereda El Pantano- Finca Buena Vista. En este punto encontrarán una caseta, ideal para utilizarla como punto de hidratación, recargar baterías y continuar pedaleando.

La ruta continúa con más paisajes y la brisa característica de la zona, que permite disfrutar del sol en un ambiente de pura frescura hasta llegar a Doima.

 

Vía Buenos Aires:

La vía Buenos Aires – Doima es un tramo ideal para las personas que les gusta la trocha. Puede iniciar en la cancha de fútbol del sector de Picaleña o bajar por la vía central y llegar al puesto de policía de Buenos Aires.

Esta ruta tiene 18 kilómetros, la mayoría planos, en los que también se puede disfrutar de un excelente paisaje y un cielo azul abierto e infinito.

Al no haber tráfico de vehículos, la ruta es perfecta para quienes les gusta pedalear despacio y combinar el ejercicio con una buena tertulia.

 

La llegada a Doima

Lo primero que apreciarán cuando lleguen a Doima es el puesto de policía                                           -que pertenece a la policía Metropolitana de Ibagué- la plaza principal y la iglesia San Miguel Arcángel.

 

Parada técnica y obligada

Ir a Doima y no probar los helados de Doña Oliva, ubicados diagonal a la plaza, es como no haber ido a este paraíso del centro del país. Por solo $1.000 puede refrescarse de una manera diferente. Mora, coco y uvas pasas hacen parte del abanico de posibilidades.

Desde doña Oliva, solo los separaran 800 metros de San Francisco Campestre, el primer proyecto bioclimático de Colombia, donde también se pueden desarrollar atractivas rutas llenas de verde y el inconfundible aroma a campo.

¿No ha hecho la ruta en bici Ibagué-Doima? Tranquilo, cualquier día es ideal para disfrutar de los mejores paisajes del centro del país.

Ya la hizo, tranquilo, se vale repetir.

Clima inigualable, grandes fuentes hídricas, excelente radiación solar, avistamiento de aves, espacio para deportes extremos, y los mejores paisajes del Tolima, convierten a Doima, en un destino ideal para respirar aire puro y disfrutar de todos los beneficios que ofrece la naturaleza.

Cierre los ojos por un momento e imagínese un lugar donde pueda disfrutar del sol, pero también de forma simultánea, pueda deleitarse con una brisa permanente que alcance hasta los 20 kilómetros por hora. ¿Ya se lo imaginó? Perfecto.  No tiene que ir a dos sitios diferentes, solo debe visitar Doima, un lugar mágico, ubicado en el suelo urbano del municipio de Piedras, a solo 30 minutos de Ibagué – donde se construye actualmente condominio San Francisco Campestre-.
Generic viagra cialis levitra pack what is female viagra viagra or cialis opinions
¿Cómo llegar a Doima?

Hay dos maneras de llegar. Si usted se encuentra en Ibagué, puede tomar la vía norte del Tolima. En el kilómetro 18 encontrará el famoso cruce Cerritos que lo desvía y llevará a Doima en tan solo 15 minutos. Tambien, puede llegar a Doima por la vía Buenos Aires. Ideal para personas que vienen de Bogotá y se movilizan en vehículos 4X4 dado que la vía no está pavimentada.  Sin embargo, desde la administración del ex alcalde de Piedras Pedro Bocanegra (2016-2019), se vienen adelantando valiosos trámites ante INVIAS y organismos de Cooperación internacional para garantizar la pavimentación de esta vía, y todo indica que está muy cerca

 

Clima único

Doima siempre ha sido reconocido por su excelente clima.  Algunas personas hablan de microclimas, porque es posible disfrutar del sol y la brisa en el día. De hecho, en las noches la temperatura podría bajar hasta los 10º aproximadamente, dependiendo la época del año, dada la altura de 630 metros sobre el nivel del mar que tiene la zona, ideal para el descanso.

 

Calidad del aire garantizada

Y es que el clima de Doima permite que todos sus visitantes disfruten de verdadera calidad de aire. En una época donde cada vez es más difícil encontrar lugares donde se pueda respirar aire puro, Doima levanta la mano y dice: ¡presente!

 

La naturaleza es salud

Según la Organización Mundial de la Salud, en promedio 12,6 millones de personas mueren anualmente en el mundo por enfermedades asociadas a la mala calidad del aire. En Colombia, según el Departamento Nacional de Planeación (DNP), cada año se registran cerca de 8.000 muertes por enfermedades asociadas a la baja calidad del aire. Por eso, estar en Doima -donde se construye San Francisco Campestre– significa respirar aire puro de verdad.

 

Fuentes hídricas

Otro de los atractivos de Doima son sin duda sus fuentes hídricas. El Rio La Opia, por ejemplo, que bordea todo el sector de Doima, tiene una extensión de 63 kilómetros de recorrido, desde su nacimiento en Ibagué hasta su llegada a desembocar al rio magdalena.  Ocupa más del 70% de su recorrido dentro del municipio de Piedras, al cual pertenece Doima. Cuenta con diferentes balnearios llenos de naturaleza ubicados a solo a 20 minutos de Doima.  La Opia es considerada una de las fuentes hídricas más importantes del departamento del Tolima.

La quebrada Doima por su parte, es otro de los afluentes reconocidos de la zona, y tiene un espacio tipo balneario donde los turistas pueden disfrutar de sus aguas cristalinas a solo 10 minutos de San Francisco Campestre.

Doima, además de estar rodeado de estas fuentes hídricas superficiales, también cuenta con fuentes hídricas subterráneas. Es una de las zonas más ricas de agua subterránea en Colombia.

 

Empresas utilizan beneficios de la radiación solar de Doima

Doima es una de las mejores zonas de aprovechamiento de energía solar en Colombia. Khiron, multinacional de origen canadiense, tiene una planta de cannabis medicinal en Doima que desarrolla parte de su operación con energía solar. Está ubicada a 5 Kilómetros de San Francisco Campestre.

La Reserva de la Hacienda -primer arroz en Colombia en haber obtenido el reconocimiento de denominación de origen-, también tiene parte de sus cultivos y operación en Doima.

“Las condiciones climatológicas, físicas y geográficas de Doima son espectaculares, y hacen que el arroz sea diferente en comparación con otras zonas del país. La radiación solar de Doima es de muchas más horas que en el resto de zonas del país. Su tierra es volcánica y su altura sobre el nivel del mar es privilegiada, lo que hace que los procesos en la planta de arroz se alarguen un poco más. Nosotros no vamos a 120 días (De proceso de siembra), sino a 130 o 145 días, esos días de más le dan templanza al grano, finura y capacidad de absorber más nutrientes”, aseguró Ricaurte Rivera, Gerente de La Reserva de la Hacienda.

 

Proyecto bioclimático  

San Francisco Campestre, condominio que se construye en Doima, es el primer proyecto bioclimático de Colombia, porque desarrollará, entre otras iniciativas, el uso de energía solar para sus zonas sociales y comunes. Las 293 viviendas que se construirán en San Francisco Campestre tambien implementarán paneles de energía fotovoltaica en sus unidades residenciales contribuyendo de manera directa con la preservación del medio ambiente.

Avistamiento de aves

Doima está rodeado por un ecosistema tipo bosque seco tropical, uno de los ecosistemas             -junto con el de páramo- más amenazados de Colombia. Este ecosistema es ideal para el avistamiento de aves.

San Francisco Campestre, sembrará cerca de 2400 árboles, lo que aumentará la posibilidad de apreciar aves exóticas en Doima.

 

Paisajismo

Caminar por Doima, desarrollar actividades como senderismo o cabalgatas ecológicas, es tener tiquete en primera fila para disfrutar de un espectáculo realmente mágico, donde se pueden apreciar paisajes alucinantes. Las tetas de Doima, y los nevados del Tolima, de Santa Isabel, del Ruiz, y los cultivos de arroz y maíz, donde el verde es protagonista, hacen parte del abanico de posibilidades que se pueden disfrutar en Doima.

 

Deportes extremos

Los amantes del ciclo montañismo, cuatrimotos y comprar viagra 25mg vehículos tipo bugguis, encuentran en Doima y en su entorno, el lugar perfecto para poner a prueba todo su talento y adrenalina. Las montañas y los mejores paisajes, se convierten en la compañía permanente de los deportistas.  La ruta que más realizan es   Doima – Camao – Piedras – Guataquisito.

Si leyendo esta nota le dieron ganas de irse para Doima, tranquilo, no se preocupe, lo entendemos, Doima es un paraíso en el centro del país, que vale la pena conocer. Algunos dicen que es el secreto mejor guardado del país. Si ya lo conoce, visítelo las veces que quiera, y de paso conoce San Francisco Campestre, el primer proyecto bioclimático de Colombia.